Evolución del autoconsumo eléctrico. Diferencias entre México y España | El Caldero de Gaia
1700
post-template-default,single,single-post,postid-1700,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Autoconsumo

Evolución del autoconsumo eléctrico. Diferencias entre México y España

En el marco de la energía, la búsqueda de una economía ecológica pasa por el autoconsumo eléctrico. La utilización de los paneles solares y la apuesta decidida por la domótica en el hogar allana el camino hacia la eficiencia energética, la reducción del Co2 en la atmósfera y, por ende, la lucha frente al cambio climático. 

No obstante, su implantación en México difiere de la de otros países como España. Así, te dejamos una completa guía para saber la evolución del autoconsumo eléctrico en nuestra nación y en los vecinos del otro lado del charco. ¿Estás preparado? Vamos a por ello. 

¿Qué se entiende por autoconsumo eléctrico?

A pesar de lo complejo que puede parecer, el autoconsumo eléctrico no es más que el método para obtener energía solar a partir de paneles solares.

El modo habitual de obtener electricidad es a través de las centrales para que después se distribuya a los hogares. El autoconsumo rompe con esta concepción fijada haciendo que el usuario se convierta en protagonista en la generación de energía

Con ello, no solo consigue ahorrar costes, sino que contribuye a la descarbonización y la inclusión de las renovables en el hogar. Si quieres saber más acerca de esta cuestión, te recomendamos consultar este enlace

Su combinación con la domótica puede traer altos beneficios. Esta se define como el sistema tecnológico capaz de automatizar las acciones de los elementos del hogar, haciendo que el inmueble sea inteligente. 

La subida y bajada de persianas, la programación del termostato o del aire acondicionado pueden contribuir, junto a la energía generada por los paneles solares, a reducir el consumo eléctrico al mínimo. 

Páneles Solares_ Autoconsumo

¿Cómo ha sido la evolución del autoconsumo en México?

En México, el autoconsumo fotovoltaico supone una oportunidad excelente para implementar una tecnología de generación de energía local, sostenible y muy económica. 

Las subidas del precio de la luz anunciadas por la Confederación Federal de Electricidad (CFE) hace que cada vez el autoconsumo se plantee como la alternativa más viable. 

Solo en el 2017, el coste de la luz para el sector industrial, comercial y de uso doméstico experimentó una subida del 30% en comparación con el 2016. Un encarecimiento que se ha ido manteniendo, de forma paulatina, hasta hoy. 

Con las nuevas regulaciones de la CRE (Comisión Reguladora de Energía), cualquier persona puede instalar paneles fotovoltaicos en los techos de sus viviendas. No obstante, en la actualidad se puede hablar tan solo de un 25% de integración de las energías limpias en la generación de energía eléctrica, a pesar de que llegaron a los 100.000 paneles solares instalados. Esto se debe a que el montaje de los mismos es un proceso lento, ya que la interconexión con la red de la CFE se puede demorar incluso 120 días. 

Sumado a ello, el precio medio de un panel solar suele rondar los $ 3.500- 4.000. Un gasto relativamente alto tomando como referencia el sueldo medio en el país. 

¿Cuál ha sido la evolución del autoconsumo de España?

En España, la fotovoltaica se ha abierto paso gracias al autoconsumo. En el 2018 se instalaron 261,7 MW (megavatios) de potencia nueva, un 94% más que en el 2017, según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). 

De ese 94%, el 90% pertenece a las instalaciones de autoconsumo. Estos datos permiten afirmar que España, a diferencia de México, camina con paso todavía más firme hacia la producción propia de electricidad. Así lo ha determinado su gobierno, que la ha incluido como una medida económica esencial para la contribución a la eficiencia energética.

 

Te puede interesar: Hacia un consumo responsable y sostenible.

 

Fuente: Selectra 

Comparte
No Comments

Post A Comment