Cowspiracy, documental controvertido sobre el consumo de carne | El Caldero de Gaia
1566
post-template-default,single,single-post,postid-1566,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Documental Cowspiracy

Cowspiracy, documental controvertido sobre el consumo de carne

La siguiente infografía la puedes encontrar en el sitio web oficial de Cowspiracy, un documental que trata sobre el consumo de la carne y su impacto en el medio ambiente.

Cowspiracy Infografía

http://www.cowspiracy.com/infographic

Sinópsis:

En el documental Cowspiracy: el secreto de la sustentabilidad, Kip Andersen (el protagonista), hace un recorrido en donde realiza una serie de entrevistas a personajes relacionados de forma directa o indirecta con la industria alimentaria, explorando principalmente el impacto de la ganadería en el medio ambiente.

Así mismo, investiga las políticas de diferentes organizaciones ambientales como Greenpeace, Sierra Club, Surfrider Foundation, y Rainforest Action Network.

En el documental se expone de manera simple y muy visual, que en el caso de Estados Unidos, todos los problemas ambientales están relacionados de una u otra manera con el consumo de carne, por lo que esta problemática puede ser extrapolada a otros países del mundo.

Mi opinión personal del documental Cowspiracy

A lo largo del documental se manejan una serie de cifras, o bien, datos duros que nos muestran que no es un documental que se haya hecho a la ligera, sino que detrás hubo un proceso de investigación y recopilación de materiales dando como resultado un trabajo objetivo y con gran sustento en cada uno de los argumentos abordados.

Un punto a favor del documental es la forma en la que el protagonista realizó cada una las entrevistas que se muestran, confrontando a su interlocutor todo el tiempo, con preguntas directas y firmes, diciendo las cosas como son y por su nombre.

No obstante, debo confesar que la reacción de los entrevistados a las preguntas que les realizaban me sorprendió muchísimo en un inicio, ya que al igual que el entrevistado me sentí desconcertada con las respuestas a medias que daban en el mejor de los casos, además del hecho de que hubo algunas otras que simplemente se negaron a dar entrevistas.

Es inevitable preguntarse cómo es posible que las grandes asociaciones y organizaciones ambientalistas no den la importancia que se merece a este tema y no se estén haciendo las acciones necesarias para aminorar el impacto que está produciendo esta industria, pregunta que en transcurso del documental se ve respondida.

Aún así, es frustrante que detrás de estas grandes industrias haya tanta corrupción, violencia y extorsión (me recordó al narcotráfico) la diferencia es que la industria alimentaria de la carne y el tráfico de narcóticos es que la primera está legalizada, es apoyada por las altas esferas sociales y políticas (esto también pasa con el narco), y además de todo, también es “celebrada” públicamente.

Obviamente para que la producción y venta de sus “productos” sean permitidos debe haber grandes cantidades de dinero de por medio, y todo aquel que se oponga o se haya opuesto es considerado una amenaza a este sistema.

Con base a lo anterior, se afirma que la industria cárnica es totalmente anti-sustentable y completamente destructiva, aún aquella que se dice ser “sustentable”. He aquí el oscuro secreto mejor guardado de la industria cárnica.

Por otro lado, se habla de un crecimiento en la demanda del consumo de carne (de cualquier tipo) y de los lácteos, debido a una sobrepoblación de la especie humana, lo que está llevando a esta industria a devorar una gran cantidad de ecosistemas dejando a la Tierra estéril y desértica, extinguiendo toda la fauna y la flora que hay a su paso, en una llamada “devastación en serie”.

Incluso uno de los entrevistados hace un comentario que es bastante rescatable y es fundamental, menciona que nuestra alimentación debe estar en función a nuestro entorno, y si este no es el adecuado para estos animales, entonces no deberíamos consumir su carne. Y esto, a mi parecer, es aplicable tanto para el sector ganadero como pesquero. Aquí lo cito:


“Ellos no deberían comer carne si su medio ambiente no está diseñado para comer vacuno, no deberían hacerlo”

Ganadero

Este comentario da lugar a comenzar a cuestionarse lo que comemos día a día, es empezar a preguntarse de donde viene lo que tengo servido en mi plato, estamos ya tan acostumbrados a ir al súper y encontrar lo que necesitamos en los refrigeradores y en los estantes que perdemos la consciencia del proceso que se llevó a cabo para desarrollar ese “producto”.

Como se señala, comer carne se ha vuelto algo abstracto y desconectado de nosotros mismos, que no nos damos cuenta que lo que está ahí frente a nosotros es una criatura que alguna vez tuvo vida y respiró, sin mencionar que desconocemos si durante el proceso haya sufrido dolor además de haberle arrebatado la vida.

A partir de este punto, se propone al veganismo como una forma alternativa de alimentación que resulta ser más respetuosa con el medio ambiente y que además da la posibilidad de alimentarse de manera más humanizada, más sustentable y con ética.

Es cierto que gran parte de nuestros hábitos alimenticios se rigen a partir de aprendizajes que hemos ido adquiriendo a lo largo de la vida y que pueden ser difícilmente modificables.

Sin embargo, es un hecho que lo que ha sido aprendido y aprehendido, puede también desaprenderse y aprenderse nuevamente, asimilando y construyendo nuevos aprendizajes a partir de una resignificación y modificación de nuestros hábitos alimenticios.

Si estás aquí leyendo esto es porque muy probablemente también deseas un mundo mejor; y somos muchos quienes estamos luchando para lograrlo, cada uno desde su propia trinchera y a su manera; y si también tú eres afín a esta causa (cuidado del medio ambiente); te invito a que consideres disminuir significativamente tu consumo de carne y aumentar el consumo de vegetales y frutas.

Y que quede claro no estoy aquí escribiendo todo esto para satanizar “la carne” y convencerte que dejes de comerla, NO estoy en contra del consumo de carne (cualquiera que sea esta), o el consumo de lácteos, y otros productos de origen animal, sino que estoy en contra de los métodos de producción que son utilizados y que dan lugar a la crueldad animal.

No obstante, desde mi punto de vista es absolutamente necesario comenzar a hacer consciencia sobre aquellos alimentos que estamos consumiendo cada día, comenzar a cuestionar que son, sus orígenes y su procedencia, solamente así podremos tomar mejores decisiones para nuestro bienestar y el de nuestro planeta.

Cabe destacar que si estás considerando cambiar tu alimentación hacia una dieta basada en plantas, semillas y granos (vegana) te invito a que previamente te informes sobre el veganismo y/o el vegetarianismo; y preferiblemente, busques a algún especialista (Nutriólogo), que te ayude a realizar una transición adecuada y de la forma más amable con tu cuerpo.

Cowspiracy: The Sustentability Secret

Título original: Cowspiracy: The Sustentability Secret

Año: 2014

Productor y Director: Kip Andersen y Keegan Kuhn

País: EUA

Comparte
No Comments

Post A Comment