16 recomendaciones para viajar de manera sostenible | El Caldero de Gaia
716
post-template-default,single,single-post,postid-716,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Turismo sostenible

16 recomendaciones para viajar de manera sostenible

Viajar es una de las actividades que más nos gustan, además de que tiene numerosos beneficios, pero que mejor forma de hacerlo que disminuyendo nuestra huella ecológica en los espacios naturales que recorremos y facilitando el desarrollo de las comunidades que visitamos, en otras palabras, hacer turismo sostenible y responsable.

“Se denomina como turismo sostenible a todas aquellas actividades turísticas respetuosas con el medio natural, cultural y social, y con los valores de una comunidad, que permiten disfrutar de un positivo intercambio de experiencias entre residentes y visitantes”.

En otras palabras, hace referencia a la ética que tiene un turista respecto al lugar que está visitando siempre tomando en cuenta que las actividades turísticas que realice deben ser respetuosas con el medio natural, social y cultural, esto incluye las tradiciones, creencias y valores propios de la comunidad.

Lo que se busca es principalmente disfrutar de un positivo intercambio de experiencias entre residentes y visitantes, donde la relación entre el turista y la comunidad es justa y los beneficios de la actividad es repartida de forma equitativa, y donde los visitantes tienen una actitud verdaderamente participativa en su experiencia de viaje.

El turismo sostenible ha tomado gran fuerza en los últimos años, y se está volviendo tan popular que a pesar de que hoy le llamamos “turismo alternativo” en algún tiempo será de lo más habitual.

Si te gustaría intentar esta nueva forma de viajar, sigue estas recomendaciones para que tu viaje sea lo más sostenible posible:

1.Elige destinos con poca masificación y viaja en temporada baja

Para que ir una y otra vez a los mismos destinos y seguir los mismos circuitos que ofrecen todas las agencias de viajes. Se creativo y original en tus vacaciones. Si quieres disfrutar de un destino auténtico que te va a permitir vivir una experiencia inolvidable y realmente diferenciada del resto, te propongo buscar nuevos lugares, así mismo, intenta programar tus vacaciones en temporada baja, esto último tiene la ventaja de que no encontrarás todo lleno, todo caro y además casi siempre con un mal servicio. Así mismo, elije aquellos proveedores que te ofrezcan garantías de calidad y de respeto a los derechos humanos y al medio ambiente.

2. Viaja en grupos pequeños

Esto tiene relación con el punto anterior, cuando tú vas a una agencia de viajes, muy probablemente al viajar vas a ser parte de un grupo numeroso, lo cual, generará un elevado impacto en el destino final. Por eso, intenta nuevas formas de viajar, una de ellas puede ser en grupos pequeños, como ventaja es que permitirá una mayor integración grupal y la interacción con el entorno y el destino que visites será más profunda.

3. Infórmate bien sobre el lugar antes de visitarlo

Es importante que cuando vayas a viajar, ya sea sólo o con acompañantes que leas y te informes sobre el destino que piensas visitar, investiga sobre la cultura, la historia, el entorno natural, la existencia de ecosistemas sensibles, etc. para causar el menor impacto posible y no lo degrades. De esta manera tomarás consciencia del cuidado del medio ambiente, aprenderás y respetarás la vida en todas sus formas. El hecho de viajar implica más que decir que estuviste en un lugar.

4. Arma un equipaje “light”

Cuanto menos te lleves contigo, menor será el impacto que dejes. Por un lado, viajar en transporte público te será más fácil lo que conlleva a menos emisión de gases. Por otro lado, si viajas por aire, tu equipaje pesará menos, eso significa menor uso de gasolina y menos emisiones de carbono. Te has de preguntar ¿cómo viajar más ligero de equipaje? Bueno, intenta hacer tu maleta, después deshazla y saca la mitad de lo que habías guardado. Otra alternativa es seguir la regla de 3: 3 playeras, 3 pares de calcetines, ropa interior y pantalones, un vestido si lo prefieres ¿Por qué tres? Uno para vestirse, uno para lavar ropa, y otro para secar. Así que no olvides llevar contigo tu jabón para lavar ropa.

5. Piensa bien lo que llevas

Si seguiste los puntos anteriores, al estar haciendo la maleta ya debes saber si el destino que visitas es un ecosistema frágil o es alguna región sin un sistema de saneamiento adecuado, de manera que hay que revisar si los productos que utilizarás pueden ser eliminados en esa región. Por ejemplo evita productos que contienen “micro-bolas”, shampoo con sulfatos y latas de aerosol. Mejor utiliza shampoo y jabón biodegradables, así como otros productos de origen natural, esto ayudará a mantener el lugar y su ecosistema sin contaminación y otros visitantes también podrán disfrutar de este a futuro.

6. Ayuda a conservar el entorno

No hay nada más desagradable que bañarse en el mar y encontrarte con que lo que se te ha enredado en los pies no es un alga si no una bolsa de plástico. O visitar un río contaminado que huela a podrido desde el mirador. Así que piensa que a los demás tampoco les gustaría encontrarse con restos de tu visita y cuida los entornos a los que acudes. Si no te gusta que tus hijos tengan que construir castillos de arena decorados con colillas de cigarros, no generes residuos en las playas, o recógelos. No cuesta nada meterlos en el plástico del paquete de cigarro, o llevar una bolsa para la basura en caso de que vayas a hacer un día de campo. Cuida también las montañas y los entornos naturales que visites, los siguientes turistas te lo agradecerán.

7. Reducir, Reutilizar y Reciclar (3R)

Así es, aunque tú estés de vacaciones para reducir, reutilizar y reciclar ¡nunca hay descanso! No importa donde estés, recoge y dispón de tus residuos, minimiza y separa correctamente, así evitarás dejar basura. Reduce tu consumo de agua y de energía, utilízalos con moderación, recuerda que son bienes escasos. Reutiliza los frascos que hayas comprado a lo largo de tu viaje, siempre puedes guardar algo en ellos. Así mismo, no olvides llevar contigo tu botella de agua reutilizable. Todos estos detalles pueden hacer la diferencia y hacer de ese lugar un destino sustentable.

8. Conoce y convive con la gente local

Si lo que quieres es que tu experiencia de viajar sea mucho más enriquecedora entonces acércate a la gente que es residente de esa zona. Y podrás conocer muchísimo sobre el lugar en cuestión y la cultura, además seguro conocerás lugares ricos para ir a comer, sobre las costumbres y tradiciones de esa región y otros temas de interés. Mientras más contacto tengas con la gente local, más aprenderás de ella y te empaparás de otras perspectivas de vida. La diversidad y las diferentes culturas, harán de tu viaje una experiencia única.

9. Aprende el idioma

Y todavía mejor ¡intenta hablarlo! Al lugar que visites trata de usar el lenguaje nativo (aunque no lo domines), la gente aprecia mucho este esfuerzo que haces por hablar su idioma y se siente agradecida. No tengas miedo a decir mal una palabra o a equivocarte, mejor pregunta si no estás seguro, al principio puede dar un poco de vergüenza pero piensa también que estarás ganando nuevas habilidades y al mismo tiempo que conoces nuevas culturas.

10. Si lo encuentras en algún lugar déjalo, allí es a donde pertenece

No se vale que te lleves enseres como piedras o conchas, y mucho menos animales (además de que es un delito contribuyes a su extinción) el impacto ambiental no consiste solamente en tirar basura, sino en dejar todo tal cual lo encontraste. Simplemente déjalo allí porque es ese lugar a donde pertenece, sólo piénsalo así, si te lo llevas, le estarás quitando a alguien la experiencia de disfrutar de su belleza.

11. Apúntate para hacer voluntariado

Es verdad que frecuentemente las vacaciones son para descansar, sin embargo, unirte a un proyecto que proteja ecosistemas te va a dar una gran experiencia de vida, además saber que estás ayudando a una comunidad local y a toda la fauna del lugar te hará sentir una gran satisfacción. No obstante, recuerda investigar previamente sobre el proyecto que vas a apoyar y verifica que sea confiable.

12. Apoya la economía local y el comercio justo

En tu lugar de destino seguramente existen pequeños comercios y empresas de servicios que son iniciativas locales. Compra sus productos o contrata sus servicios (por ejemplo guía local). Al comprar regalos y recuerdos busca productos que sean expresión de la cultura local, y si son artesanías no regatees, valora su trabajo. Así favorecerás la economía de los pueblos que te acogen y la diversidad cultural.

13. Mejor si es alojamiento eco-friendly

Muchas grandes cadenas hoteleras son ineficientes cuando se trata de ser sostenibles, aunque hay trucos que puedes realizar como reutilizar tu toalla de baño (evitarás el gasto de agua y electricidad). Siempre hay alternativas más sostenibles como los alojamientos eco-friendly, incluso hay residencias de los locales que son alquiladas para turistas que todavía lo hacen más fácil, búscalas en Airbnb.

14. Desplázate de la manera más ecológica posible

Cada vez que tengas que realizar grandes desplazamientos dentro de nuestro destino, has uso del transporte público, así mismo utiliza el tranvía y metro, para poder desplazarte en medios de transporte que contaminen menos. Si no vas tan lejos entonces utiliza la bici para moverte por la ciudad, esto te permitirá conocer la zona de una manera diferente, a tu propio ritmo.

15. Comprueba que puedas volar sin huella de carbono

Varias aerolíneas tienen programas de compensación de carbono. Aerolíneas como Aeromexico con su programa Vuela Verde adquiere anualmente bonos de carbono y así puede financiar proyectos generados en MÉXICO2.

16. Apuesta por el Turismo «Slow»

Esta nueva forma de viajar parte de una filosofía que promueve llevar un ritmo de vida lento, que permita disfrutar plenamente de las experiencias, es así que el turismo slow se enfoca principalmente en saborear cada instante de tu viaje, sin prisas, a tu ritmo, prestando especial atención a la cultura local, pues es lo que se experimentará en profundidad durante la estancia.

Una vez dicho todo lo anterior, al destino que vayas procura conocer la cultura, costumbres, gastronomía y tradiciones de las poblaciones locales. Respétalas y acércate a ellas, hay gran sabiduría en ellas.

La idea es que todos seamos partícipes en estas actividades, y mucho mejor, asumir una responsabilidad compartida, en donde exista una relación de equidad y respeto en la que todos seamos beneficiados.

Hay que destacar que aunque los intereses de cada uno de nosotros sean distintos, la sostenibilidad debe ser un interés en común que impacte positivamente nuestro planeta. Participemos en el desarrollo de un turismo responsable y sostenible, construyendo un planeta más saludable y solidario.

 

Infografía Turismo Sostenible

Infografía creada por unuk

Comparte
No Comments

Post A Comment